fbpx

¡Dios me sacó literalmente de la calle!

Jaime Oliva junto a su familia, sirven en la iglesia, sin embargo, su vida es un testimonio real que Dios es más grande que cualquier circunstancia, no importa donde estés, Dios llega hasta allí.
Comparte

Quiero Contar mi Testimonio

Compartir este mensaje

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp