fbpx

¡Aun no, tengo planes contigo!

Marcelo junto a su esposa Carolina, ambos pertenecen al ministerios de adoración de la iglesia, fueron contagiados con Covid-19 y estando al límite de la muerte, con tan pocas expectativas de vida, el soplo de vida fue sobre la vida de Marcelo y hoy puede estar hablándonos de que si tenemos nuestro fe en Cristo, Él se encarga de todo.

Comparte

Quiero Contar mi Testimonio

Compartir este mensaje

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp